Las varices: un problema estético y médico

Publicado por Lidia Ramirez en

Las varices

Las varices son venas deformadas y dilatadas visibles bajo la piel. Localizadas en la gran mayoría de los casos en los miembros inferiores, las varices son el resultado de una insuficiencia venosa. Por lo tanto, los tratamientos permiten eliminar las varices tanto con fines médicos como estéticos.

Varilux premium amazon

Las varices
Tratamiento de las varices

Venas varicosas: un signo de insuficiencia venosa
Vasos con una pared relativamente fina y flexible, las venas tienen la característica de estar provistas de válvulas. Cuando estas válvulas venosas se cierran mal y dejan de cumplir su función fisiológica antirreflujo, la sangre tiende a estancarse: es la insuficiencia venosa. Debido a la gravedad, las venas de los muslos y, sobre todo, de las piernas, se dilatan y provocan la aparición de varices.

Las varices, que afectan a casi una de cada dos mujeres y a uno de cada diez hombres a lo largo de su vida, suelen ser la segunda fase de la insuficiencia venosa. Se manifiestan inicialmente como una sensación de piernas pesadas o dolorosas y edema. Las varices también suelen estar asociadas a dilataciones de los vasos más finos, los capilares, pero estas antiestéticas varices no tienen consecuencias médicas.

Varices: ¿Cómo evitar que la enfermedad afecte la autoestima del paciente?

Venas varicosas: ¿cuáles son las posibles complicaciones?

Las varices en sí no son muy peligrosas para la salud porque afectan a las venas superficiales de las piernas.

A veces pueden romperse y provocar una hemorragia externa o un derrame interno de sangre en el tejido subcutáneo, pero esto es poco frecuente.

A veces, la vena varicosa puede inflamarse o desarrollarse un coágulo de sangre en su interior. En estas circunstancias, el trayecto del vaso, que originalmente era azul, tiende a volverse rojo y a endurecerse bajo la piel. Pero estos problemas son relativamente fáciles de tratar.

Por otro lado, otro efecto más molesto de las varices es que pueden dar lugar a la aparición de trastornos cutáneos a largo plazo, en particular de úlceras venosas. Estas úlceras varicosas, que suelen ir precedidas de una pigmentación parda de la piel (dermatitis ocre), tienden a desarrollarse en los lugares donde la estasis sanguínea es más fuerte, más a menudo en los tobillos. Por desgracia, a menudo se infectan y se curan con gran dificultad.

Tratamiento de las varices

Las varices o Arañas vasculares pueden tratarse por varios motivos:

Aliviar el dolor cuando éste perturba demasiado la vida cotidiana
Para combatir el edema secundario al mal retorno venoso
Prevenir ciertas complicaciones como los problemas de la piel (úlceras, dermatitis)
Más raramente, eliminar un coágulo formado dentro de la vena varicosa (flebitis superficial)
O, simplemente, para mejorar la estética.
En la fase más temprana, es habitual destruir las varices mediante escleroterapia: se trata de inyectar un producto esclerosante en la vena a través de una fina aguja. Este procedimiento, que suele realizarse en la consulta del flebólogo o angiólogo, suele hacerse en sesiones repetidas. Suele ser un poco desagradable, pero no es peligroso.

Puede completarse con un tratamiento endovenoso con láser o radiofrecuencia para eliminar las varices antiestéticas.

También se suele proponer la prescripción de fármacos venotónicos, ya que estas sustancias contribuyen a reforzar el tono de la pared venosa y, por tanto, a reducir las dolorosas sensaciones de calambres, hormigueo y pesadez de piernas, que suelen acompañar a las varices, e incluso a retrasar la evolución hacia estadios más graves de la enfermedad.

En otras circunstancias, el cirujano preferirá realizar un stripping.

Esta técnica consiste en eliminar la vena principal y las varices cercanas mediante dos pequeñas incisiones en el tobillo y el muslo. Este procedimiento puede ser sustituido por la destrucción en frío de las venas dilatadas (criocirugía). También se pueden realizar otras operaciones, por ejemplo, para eliminar un reflujo de sangre.

En cualquier caso, para saber cuándo hay que operar, siempre hay que hacer un balance entre el punto de vista estético y el médico.

Categorías: VARICES

Lidia Ramirez

Lidia Ramirez es colaboradora de www.promociocerdanya.es. Es experta en temas relacionados con la nutrición, el adelgazamiento, los suplementos, la desintoxicación y la belleza. Lleva años escribiendo para varios periódicos online.