Dos horas diarias de actividad física para sentirse bien

Publicado por Equipo editorial en

Dos horas diarias de actividad física para sentirse bien

Según algunos estudios, basta con dedicar dos horas al día a la actividad física para sentirse bien en cuerpo y mente. Puede parecer una afirmación extraña, superficial y exagerada, pero en realidad es cierta. Los jóvenes y los niños deberían dedicar una hora al día a hacer ejercicio, mientras que los adultos deberían reducir el tiempo que pasan frente al PC, el smartphone o la pantalla de televisión para mejorar su salud.

El deporte es una panacea dos horas de actividad física para sentirse bien

Uno de los mejores remedios para cualquier malestar es la actividad física para sentirse bien a 360 grados porque también actúa sobre la mente; de hecho, cuando salimos a correr o empezamos cualquier ejercicio al cabo de un rato sentimos que ya no tenemos fuerzas para continuar, como si nuestros músculos estuvieran a punto de ceder. En realidad nuestra mente cede, por lo que continuar es la mejor opción porque de esta manera empezaremos a mandar sobre ella y tomaremos el control total de la situación. Cuando te aplicas haciendo una actividad física, de cualquier tipo, dejas de pensar en tus problemas, por lo que durante ese tiempo te sientes libre y ligero actuando también sobre tu estado de ánimo. Gracias al movimiento, el cerebro libera endorfinas, por lo que el cuerpo se relaja, deshaciéndose de lo que nos preocupa; de esta manera también se evita la toma de medicamentos a la que muchos recurren cuando creen tener algún problema al que no se le encuentra solución. También aumenta la presión de la sangre haciendo que circule mucho más rápido y con facilidad protegiendo el cerebro de enfermedades y diversos trastornos como el Parkinson.

LEER MAS  Varilux Premium Varicices Venas Crema ¿Estafa? ¿Funciona? Reseñas y opiniones

Determinación en la actividad física para sentirse bien

Los que hacen actividad física para sentirse bien también se han dado cuenta de que han aumentado su autoestima y su determinación, porque después de empezar un ejercicio te propones una meta a alcanzar y lo mismo ocurre espontáneamente en cualquier otra ocasión.

Categorías: SALUD