Arañas vasculares ¿cómo evitarlas y tratarlas?

Publicado por Lidia Ramirez en

arañas vasculares

Las arañas vasculares, comunes y en su mayoría no graves, pueden ser antiestéticas y enmascarar varices más profundas. ¿Cómo cuidarlos? He aquí algunas explicaciones.

Leer nuestro articulo sobre varilux premium foro

¿Qué son las arañas vasculares?

Visibles sobre todo en las piernas y los tobillos, las arañas vasculares o telangiectasias pueden aparecer a veces también en el escote o en la cara, sobre todo en los lados de la nariz. Estos pequeños vasos rojos o azulados son muy comunes tanto en hombres como en mujeres. Aunque las arañas vasculares aumentan en número con la edad, las personas más jóvenes no se salvan.

Las varices: un problema estético y médico

Causas de las arañas vasculares

Las arañas vasculares pueden verse favorecidas por :

Una fragilidad de la piel: en una zona, por ejemplo, donde la piel está más dilatada;
Un defecto de vascularización superficial;
Razones hormonales ;
Un fondo hereditario;
Exposición prolongada al sol;
Estar de pie durante mucho tiempo;
Sobrepeso o cambios de peso frecuentes;
Embarazo;
Tabaco y alcohol;
La edad.

Venas varicosas: ¿qué tratamientos?

La mayoría de las veces, las arañas vasculares no son dolorosas ni peligrosas, pero requieren una consulta con un médico vascular. “Es importante que los examine un especialista que les haga una ecografía. Esto permitirá diagnosticar un posible problema de insuficiencia venosa y comprobar si hay Capilares varicosos por debajo”, explica el doctor , médico vascular y miembro de la Sociedad Francesa de Flebología. Esta consulta, que está totalmente cubierta por el sistema de seguridad social francés, permite prever el mejor tratamiento posible.

Así, si las arañas vasculares no son dolorosas, si no causan molestias estéticas y si no hay varices, no es obligatorio tratarlas. “Se puede perfectamente experimentar síntomas de insuficiencia venosa (impaciencia, pesadez de piernas, etc.) sin tener varices”, afirma el doctor Matthieu Josnin. En el caso contrario, son posibles dos tratamientos: la escleroterapia y el láser. Sin embargo, si estos dos tratamientos son eficaces, no evitarán la reaparición de las arañas vasculares a medio o largo plazo.

Arañas vasculares y Escleroterapia

La escleroterapia es un tratamiento médico realizado por un médico especialista formado en esta técnica, que consiste en quemar las arañas vasculares con un agente esclerosante (en forma de espuma o líquido). Dependiendo del tamaño de la zona a tratar, pueden ser necesarias varias sesiones, con un coste medio de entre 40 y 80 euros por sesión.

El procedimiento lo realiza un médico especialista. Para evitar una reacción inflamatoria en forma de pequeñas manchas o pigmentación en la zona tratada, se recomienda no exponerse al sol durante las dos o tres semanas posteriores al procedimiento. Para acompañar el resto del tratamiento, también se puede recomendar el uso de calcetines o medias de apoyo durante unos diez días después de la operación. Cabe destacar que se trata de un procedimiento rápido e indoloro.

arañas vasculares

Arañas vasculares y El láser

El láser endovenoso se utiliza desde hace unos quince años para tratar eficazmente las arañas vasculares, especialmente las más pequeñas. A menudo se utiliza como tratamiento de segunda línea después de la escleroterapia o como complemento de ésta. El coste medio es de entre 100 y 200 euros por sesión, dependiendo de la superficie tratada. El principio: “La luz láser provocará la coagulación y luego la esclerosis de las varices”, explica la doctora Marie Fortesa, médico generalista y especialista en este tipo de operaciones. Varios tipos de láser están indicados en flebología. “La potencia, la profundidad y la duración del procedimiento variarán en función de las características de la zona a tratar”, añade la doctora Marie Fortesa. Por lo general, es aconsejable esperar uno o dos meses para observar los resultados de la sesión.

Especialmente eficaz en zonas pequeñas, el láser tiene sin embargo algunas contraindicaciones para las siguientes personas:

Las mujeres embarazadas;
Personas que toman medicamentos anticoagulantes y/o fotosensibilizantes;
Al igual que en el caso de la escleroterapia, también es aconsejable no exponerse al sol durante unas semanas ni estar bronceado cuando se inicie el tratamiento.

Algunos especialistas utilizan ambas técnicas, prefiriendo empezar con la escleroterapia y luego utilizar el láser para tratar las arañas vasculares más finas. Para ambos tipos de intervención, es preferible no considerar estos tratamientos durante los meses calurosos del verano, ya que el sistema venoso es más frágil durante este periodo. En ambos casos, tenga en cuenta que el tratamiento no es reembolsado por la Seguridad Social.

Categorías: VARICES

Lidia Ramirez

Lidia Ramirez es colaboradora de www.promociocerdanya.es. Es experta en temas relacionados con la nutrición, el adelgazamiento, los suplementos, la desintoxicación y la belleza. Lleva años escribiendo para varios periódicos online.